domingo, 26 de noviembre de 2017

Ceniza

Hubo miércoles de ceniza cuando no sabías
que todas las semanas
se convierten en ceniza,
que todos los meses se tiznan de ceniza,
que todas las noches
incrustan una marca cenicienta
en la frente de los años.
Juguemos al pábilo encendido de las velas,
a la ambigüedad que se acomoda
en el oscuro lecho
de cada minuto que consumimos.
Juguemos a no saber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario